Tres maestros muertos en un ataque de Al Shabab a una escuela en Kenia

Tres maestros murieron esta madrugada en un ataque cometido supuestamente por el grupo yihadista somalí Al Shabab contra una escuela en el condado de Garissa, en el este de Kenia y fronterizo con Somalia, informó hoy la Policía keniana. EFE/EPA/SAID YUSUF WARSAME/Archivo

Nairobi, 13 ene (EFE).- Tres maestros murieron esta madrugada en un ataque supuestamente cometido por el grupo yihadista somalí Al Shabab contra una escuela en el condado de Garissa, en el este de Kenia y fronterizo con Somalia, informó hoy la Policía keniana.

Los presuntos terroristas atacaron la Escuela de Primaria de Kamuthe en torno a las 02.00 hora local (23.00 GMT del domingo), confirmó la Policía en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Los atacantes también actuaron contra un puesto policial de Kamuthe y un poste de telecomunicaciones que quedó «parcialmente dañado pero operativo», precisaron las fuerzas del orden, sin aportar, de momento, más detalles.

El director de Educación del condado de Garissa, Khalif Isack, confirmó igualmente que tres docentes murieron en el asalto.

«Es verdad que han matado a nuestros tres maestros. (Los atacantes) Tenían como objetivo a los hombres. Perdonaron a las maestras», dijo Isack en unas declaraciones recogidas por el periódico local «The Star».

Por su parte, el gobernador de Garissa, Ali Korane, señaló que los tres fallecidos son «no locales» y añadió que «otro maestro y un alumno resultaron heridos».

«Condeno con rotundidad el cobarde ataque terrorista en Kamuthe», aseveró el gobernador en su cuenta de Twitter, al expresar sus «más profundas condolencias a las familias de las víctimas».

Una fuente policial aseguró a la emisora de radio Capital FM que los agresores huyeron llevándose a «otro maestro», si bien este extremo no ha sido corroborado oficialmente por las autoridades.

Estos sucesos acaecieron después de que al menos cuatro civiles murieran hace seis días en un ataque atribuido a Al Shabab contra una comisaría de policía en el condado de Garissa.

Ese atentado ocurrió, asimismo, después de que el pasado día 5 el grupo yihadista atacase una base militar en el condado de Lamu, en el sureste de Kenia y cerca de la frontera con Somalia, que es usada por tropas kenianas y estadounidenses.

El asalto causó la muerte de un soldado estadounidense y dos contratistas del Departamento de Defensa de EE.UU., además de al menos cinco atacantes abatidos por los militares, según datos del Ejército de Kenia.

Desde octubre de 2011, cuando el Gobierno keniano envió al Ejército a Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en su territorio, los radicales islámicos han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

Este grupo, que controla parte del centro y el sur de Somalia y aspira a instaurar en ese país un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador), se atribuyó el atentado del pasado 15 de enero contra un complejo hotelero de Nairobi, que causó 21 muertos.

El ataque más grave de Al Shabab en suelo keniano tuvo lugar en abril de 2015, cuando 148 personas murieron en el asalto de un comando terrorista a la Universidad de Garissa.

Este pasado 30 de diciembre, además, el grupo yihadista se atribuyó el atentado con camión bomba que el día 28 de ese mes causó al menos 92 muertos y más de 125 heridos en Mogadiscio, el peor que sufre Somalia desde octubre de 2017.

Somalia vive en un estado de conflicto y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion