La COVID-19 en niños con cáncer: enfermedad grave y tratamiento interrumpido

Científicos del St. Jude Children’s Research Hospital y la Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica informan los resultados del Registro global…

Científicos del St. Jude Children’s Research Hospital y la Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica informan los resultados del Registro global de COVID-19 y cáncer infantil.

MEMPHIS, Tennessee, 31 de agosto de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Una investigación de gran esfuerzo internacional demuestra que el 20 % de los niños con cáncer que están infectados con el SARS-CoV-2 desarrollan infecciones graves. En estudios con niños en general, solamente entre el 1 y el 6 % ha reportado infecciones graves. Los resultados provienen del Registro global de COVID-19 en cáncer infantil, que fue publicado por el St.  Jude Children’s Research Hospital y la Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica (SIOP). El registro reúne datos sobre el efecto de la pandemia en esta población única de pacientes. Los hallazgos fueron publicados hoy en The Lancet Oncology.  

Los resultados del registro indicaron que, además de infecciones más graves o críticas, los pacientes con cáncer pediátrico presentan mayores probabilidades de ser hospitalizados y morir que otros niños. La pandemia también interrumpió los tratamientos contra el cáncer. Estos efectos se observaron de manera más significativa en los países de ingresos bajos y medios, donde las probabilidades de contraer enfermedades graves o críticas derivadas de la COVID-19 eran casi seis veces mayores que en los países de ingresos altos.

«Los resultados muestran de manera clara y concluyente que los niños con cáncer sufren peores consecuencias tras la COVID-19 que los niños sin cáncer», señaló la autora correspondiente Sheena Mukkada, M.D. del Departamento  de Medicina Pediátrica Global y Enfermedades Infecciosas del St. Jude. «Esta colaboración global ayuda a los médicos a tomar decisiones basadas en evidencia sobre la prevención y el tratamiento, que, lamentablemente, siguen siendo relevantes mientras continúe la pandemia».

Una mayor carga para los pacientes con cáncer pediátrico

Este es el primer estudio multinacional en describir los resultados de una gran cohorte de niños y adolescentes con cáncer o trasplante de células madre hematopoyéticas y diagnóstico de laboratorio de COVID-19. El registro sigue abierto y está inscribiendo a niños menores de 19 años.

El análisis se centró en 1,500 niños de 131 hospitales de 45 países desde el 15 de abril de 2020 hasta el 1 de febrero de 2021. Esto es anterior a la disponibilidad de vacunas para los niños de mayor edad en algunas regiones del mundo, así como antes de la aparición de ciertas variantes de la enfermedad, incluida la delta, que son responsables del nuevo aumento en los casos y se han convertido en una gran preocupación mundial.

El estudio encontró que el 65 % de los pacientes fueron hospitalizados y el 17 % requirió ingreso o traslado a un nivel superior de atención. También se demostró que el 4 % de los pacientes murieron por infecciones por COVID-19 en comparación con el 0.01-0.7 % de la mortalidad reportada entre los pacientes pediátricos generales. La atención oncológica también se vio afectada. El tratamiento oncológico se modificó en el 56 % de los pacientes y en el 45 % se suspendió la quimioterapia durante el tratamiento de sus infecciones.

«Al trabajar juntos para crear este registro global, hemos hecho posible que hospitales de todo el mundo compartan y aprendan rápidamente cómo la COVID-19 está afectando a los niños con cáncer», sostuvo la Prof. Kathy Pritchard-Jones, presidenta de la SIOP y coautora del informe. «Los resultados indican que muchos niños pueden continuar su tratamiento contra el cáncer de manera segura, pero también destacan aspectos clínicos importantes que pueden predecir un curso clínico más grave y la necesidad de realizar una mayor supervisión en algunos pacientes».

Una pandemia global y una respuesta global

El registro señala que hay factores biológicos que probablemente influyen en la forma en que los niños con cáncer responden a la COVID-19. Estos incluyen el funcionamiento del sistema inmunológico y la enfermedad subyacente. El análisis también indicó que los resultados varían en todo el mundo, aunque el registro no señala las causas. Esta variación puede deberse a múltiples factores, incluidas interrupciones por la pandemia, acceso a atención médica y recursos, o demoras en el diagnóstico de infecciones.

Los resultados del registro constituyen un llamado a la acción para abordar las desigualdades en el acceso a medidas de tratamiento y de protección eficaces contra la pandemia de la COVID-19 en todo el mundo.

«Entender una crisis global como la COVID-19 requiere que toda nuestra comunidad de cáncer infantil a nivel mundial aúne esfuerzos para responder», señaló Carlos Rodríguez-Galindo, M.D., autor sénior y director de St.  Jude Global. «El impacto de esta enfermedad se ha sentido en todos los rincones del mundo, pero particularmente en los países de ingresos bajos y medios en comparación con los países de ingresos altos. Existen diferencias fundamentales según dónde vive un niño. Este registro es una herramienta que nos ayuda a comprender lo que eso significa para los niños con cáncer en todas partes».

El registro aún está inscribiendo pacientes y sigue incorporando nuevos países. Incluye herramientas de visualización de datos de libre acceso para que cualquier persona, en cualquier lugar, pueda acceder a la información.

Conozca más sobre la COVID-19 y la vacunación

Se ha demostrado que las vacunas contra la COVID-19 son seguras y efectivas para prevenir síntomas graves de la enfermedad, y que ayudan a los pacientes a evitar hospitalizaciones y la necesidad de ventilación mecánica. En los Estados Unidos, las vacunas están disponibles y se incentiva su administración a los niños de 12 años en adelante. La vacunación es una forma de proteger no solo a usted mismo sino también a su comunidad, incluidos aquellos que tienen alto riesgo de padecer enfermedades graves como los niños con cáncer.

Obtenga más información sobre cómo las vacunas nos acercan y conozca los recursos para la COVID-19 del St.  Jude.

Autores y financiamiento

Los demás autores del estudio son Guillermo Chantada, del Hospital Sant Joan de Deu Barcelona, España; Rashmi Dalvi, del Instituto de Ciencias Médicas del Hospital de Bombay, Mumbai, India; Laila Hessissen, de la Universidad Mohammed V en Rabat, Marruecos; Michael Sullivan, de la Universidad de Melbourne, Australia; Eric Bouffet, del Hospital para Niños Enfermos de Toronto, Canadá; Nickhill Bhakta, Yichen Chen, Yuvanesh Vedaraju, Lane Faughnan, Maysam Homsi, Hilmarie Muniz-Talavera, Radhikesh Ranadive, Monika Metzger, Paola Friedrich, Asya Agulnik, Sima Jeha, Catherina Lam, Daniel Moreira, Víctor Santana, Miguela Caniza y Meenakshi Devidas del St.  Jude; y más de 150 miembros del Registro global de COVID-19 en el cáncer infantil.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud (subvención de apoyo a centros oncológicos CA21765) y ALSAC, la organización de recaudación de fondos y concientización del St.  Jude.

Acerca de la SIOP

Fundada en 1969, la Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica (SIOP) es la única sociedad multidisciplinaria global dedicada exclusivamente al cáncer pediátrico y adolescente. La sociedad cuenta con más de 1,800 miembros en todo el mundo, entre los que se incluyen médicos, personal de enfermería, otros profesionales de la salud, científicos e investigadores. Nuestros miembros están dedicados a ampliar el conocimiento sobre todos los aspectos del cáncer infantil. La visión de la SIOP consiste en que «ningún niño debe morir de cáncer» y su objetivo es mejorar la vida de los niños y adolescentes con cáncer a través de la colaboración, la educación, la capacitación, la investigación y la promoción a nivel mundial. Para obtener más información, visite siop-online.org o siga a la SIOP en las redes sociales en @WorldSIOP.

Acerca de St.  Jude Global

El St.  Jude Children’s Research Hospital estableció el Departamento de Medicina Pediátrica Global en 2016 como un nuevo departamento académico para abordar los desafíos globales en cáncer pediátrico y enfermedades catastróficas, y para aprovechar su trabajo previo en pos de la reducción de las disparidades en el acceso a la atención médica. Como resultado, se fundó St.  Jude Global en 2018 para apoyar el avance de la atención médica para los niños con cáncer y otras enfermedades catastróficas mediante el desarrollo de iniciativas integrales de creación de capacidad, educación e investigación. St.  Jude Global se compromete a garantizar que todos los niños tengan acceso a atención y tratamiento de calidad, sin importar en qué parte del mundo vivan.

St. Jude Children’s Research Hospital

El St.  Jude Children’s Research Hospital lidera la forma en que el mundo comprende, trata y cura el cáncer infantil y otras enfermedades potencialmente mortales. Es el único Centro Oncológico Integral designado por el Instituto Nacional del Cáncer dedicado exclusivamente a los niños. Los tratamientos desarrollados en el St. Jude han ayudado a mejorar la tasa de supervivencia general al cáncer infantil del 20 % al 80 % desde que abrió el hospital hace más de 50 años. El St. Jude comparte libremente los avances que logra, y cada niño que se salva en el St. Jude significa que otros médicos y científicos de todo el mundo pueden usar ese conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias nunca reciben una factura del St. Jude por el tratamiento, los viajes, el alojamiento y la comida, porque la única preocupación que debe tener una familia es ayudar a que su hijo viva. Para obtener más información, visite stjude.org o siga a St. Jude en las redes sociales en @stjuderesearch.

Foto: https://www.mainenoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/09/la-covid-19-en-ninos-con-cancer-enfermedad-grave-y-tratamiento-interrumpido.jpg

Foto: https://www.mainenoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/09/la-covid-19-en-ninos-con-cancer-enfermedad-grave-y-tratamiento-interrumpido-1.jpg

FUENTE St. Jude Children’s Research Hospital